Si está buscando un embalaje adecuado para diversas piezas pequeñas, la bolsa con cierre a presión, también conocida como «bolsa zip», es la opción perfecta. Aquí se pueden colocar, por ejemplo, tornillos, ruedas dentadas u otras piezas pequeñas. Al preparar pedidos, por ejemplo, las bolsas con cierre a presión son particularmente buenas para llenarse con determinadas cantidades. Además, las bolsas con cierre a presión son fáciles de abrir y cerrar, y pueden reutilizarse las veces que se desee. En la categoría Embalaje y envío de SPRINTIS, encontrará diferentes bolsas con cierre a presión de distintos materiales y tamaños:

  • con franjas de rotulación
  • con agujero de suspensión europeo
  • con agujero redondo

¿Qué tienen de especial las bolsas con cierre a presión?

Las bolsas con cierre a presión están fabricadas, por lo general, con láminas de PE o PP. Son muy resistentes y adecuadas para el empaque seguro de pequeñas piezas individuales. Las bolsas con cierre a presión se utilizan incluso para la preparación de pedidos, ya que se caracterizan por su sencilla aplicación. Las bolsas con cierre a presión cuentan con un cierre zip y, de esta forma, se pueden abrir y cerrar las veces que se desee. Inodoras y seguras, las bolsas con cierre a presión están diseñadas tanto para el uso industrial como para el uso hogareño. Protegen el contenido de forma permanente contra el polvo, la suciedad y la humedad.

¿Para qué puedo utilizar una bolsa con cierre a presión?

Las bolsas con cierre a presión suelen utilizarse en talleres o empresas que trabajen con piezas pequeñas. En ellas, es posible almacenar piezas muy pequeñas de forma segura o incluso reunir cantidades más grandes. También los coleccionistas de monedas y los aficionados de la maquetería utilizan estas prácticas bolsas. En ellas es posible almacenar piezas pequeñas, así como coleccionarlas o enviarlas. Para que sea más sencillo almacenar las bolsas con cierre a presión, estas suelen tener un orificio perforado o un agujero europeo. De esta forma, estas bolsas se pueden encuadernar de forma cómoda o colocarlas en un gancho. A diferencia de las bolsas selladas, las bolsas con cierre a presión se pueden abrir y volver a cerrar más de una vez sin resultar dañadas. Esto asegura un tiempo de uso más prolongado.

¿Qué tipos de bolsas con cierre a presión existen?

La variedad de bolsas con cierre a presión es grande. Las bolsas con cierre a presión pueden estar fabricadas con diferentes materiales y, por lo general, se producen con láminas de PE o PP. Según el grosor de las láminas, las bolsas tienen diferente resistencia y duración. Además, también hay diferentes formas. De esta forma, es posible encontrar bolsas miniatura para piezas muy pequeñas, como, por ejemplo, accesorios electrónicos y técnicos, o bien, bolsas más grandes que resultan adecuadas para cantidades mayores y piezas individuales. Gracias al principio de cierre, las bolsas con cierre a presión se pueden abrir y cerrar las veces que se desee. En general, se trata de un simple cierre zip. Además, la mayoría de las bolsas con cierre a presión ofrecen un agujero europeo y un espacio rotulable. Para poder reconocer de forma directa qué objetos se almacenan en una bolsa, la mayoría de las bolsas con cierre a presión son transparentes.

¿Qué opciones de bolsas con cierre a presión puedo encontrar en SPRINTIS?

Quien busca una bolsa simple que sea posible rotular, puede optar por la bolsa con cierre a presión con banda rotulable de SPRINTIS. La bolsa está fabricada con láminas de PE estables y las láminas están disponibles en diferentes espesores. Se puede solicitar en un formato miniatura de 40 x 60 milímetros o en un tamaño máximo de 300 x 400 milímetros. Con excepción del espacio de la banda rotulable, la bolsa es completamente transparente y está impresa con un símbolo de reciclaje. Si prefiere una bolsa con cierre a presión de lámina de PP, puede adquirir el artículo DV.RL.PP. Esta bolsa con cierre a presión ofrece un agujero redondo en la parte superior y está disponible en diferentes tamaños desde 70 x 100 milímetros hasta 160 x 220 milímetros. Además, en SPRINTIS también puede solicitar las bolsas dentales con cierre a presión, así como diseños personalizados. Todas las bolsas están disponibles a partir de una cantidad mínima de 1000 unidades.

Sus beneficios con las bolsas con cierre a presión de SPRINTIS:

  • Pedido mínimo de tan solo 1000 unidades
  • Se pueden abrir y cerrar sin problema y, de esta forma, se pueden utilizar con la frecuencia que se desee
  • Ofrecen un uso muy versátil
  • Disponibles en diferentes tamaños y diseños
  • Disponibles en tamaños desde 40 x 60 milímetros hasta 300 x 400 milímetros
  • Descuentos por cantidad
Cookies

SPRINTIS.es utiliza cookies, con el objetivo de simplificarle la compra en la mayor medida posible. Si continúa navegando en el sitio, se considerará que ha aceptado el uso de cookies. Sin las cookies, la funcionalidad de la tienda virtual se verá limitada.